Mi mayor tesoro en la tierra es la Familia que Dios me dio

martes 05 de marzo de 2013 - 01:03 p.m. 6862
Ads Relacionados

Procura pasar con tu familia un tiempo de calidad, que ni la distancia, ni los rencores del pasado te impidan el contacto con los que más amas.

Mi mayor tesoro en la tierra es la Familia que Dios me dio

Mi tesoro en la tierra

Cuando estamos tan inmiscuidos en nuestros problemas, intereses y preocupaciones, puede pasarnos que descuidamos algo muy importante que Dios puso en nuestro entorno: La familia.

Si bien es cierto que con nuestra familia terrenal pasaremos solo un tiempo limitado, esto no le resta importancia, pues es voluntad de Dios que crezcamos y nos desarrollemos en el ámbito de una familia. Para Dios es tan importante el núcleo familiar, que hizo que también Jesús tuviera un padre y una madre. Siendo el hijo de Dios y el Mesías, sin problema alguno podría haber nacido de una manera sobrenatural.

Pero Dios quiso que naciera y creciera dentro de los lazos afectivos de una familia. Él supo lo que era tener un hogar con padres, hermanos, etc. Y eso lo hizo para que pudiera experimentar lo importante que es el amor familiar.

Por lo cual, si aún tienes la oportunidad de compartir con tus padres, hermanos y familiares en general, no la desaproveches, porque el tiempo que los tendrás será escaso.

En estos tiempos la familia, como institución, está siendo muy atacada y dividida. Las estadísticas de divorcios son cada vez mas alarmantes. Es momento de poner un alto y no ser parte de estos rompimientos.

Muchas veces, algunos malos entendidos, provocan distancia entre tú y tu familia, no permitas que el rencor, los enojos o malos recuerdos te separen del núcleo en el que Dios te puso. Donde haya seres humanos, siempre surgirán desacuerdos, pero eso no  debiera apagar ni afectar el lazo profundo que tienen. O quizás por alguna razón, vives lejos de tu familia, mantén el contacto de  modo  que puedan sentir tu amor incondicional. Pregúntate ¿Cuándo fue la última vez que le hiciste sentir a tu familia que la amabas?


Procura pasar con ellos tiempo de calidad, que ni la distancia, ni los rencores del pasado te impidan el contacto con los que más amas. Que en todo momento puedas hacerle sentir que tus pensamientos, corazón y oraciones están con cada uno de ellos.

“Pero el que no quiere cuidar a sus familiares, especialmente los de su propia casa, ha negado la fe verdadera. Tales personas son peores que los incrédulos.” 1Timoteo 5:8 (NTV)

La familia fue creada por Dios como un ámbito de amor y ayuda mutua, más allá de cualquier obstáculo y aún a pesar de las diferencias que pudiera haber entre sus miembros.

Comienza hoy mismo da el primer paso, si hay alguna enemistad, realiza esa llamada que comenzará a provocar un cambio.

Un gesto tuyo, puede hacer la diferencia...

Por: Telma Céspedes.


Comparte con tus amigos este Devocional por el Facebook